Control de las bombas en función de las necesidades por medio de la gestión técnica centralizada (GLT)

Los cuatro títulos de campeones del mundo siguen evocando recuerdos eufóricos en los aficionados alemanes al fútbol de todas las generaciones. En el museo alemán del fútbol de Dortmund se explica cómo se lograron estos títulos y se cuentan otras muchas historias interesantes. Un Action Arena, una zona para eventos y una zona gastronómica completan la experiencia del fútbol en el sentido más estricto de la palabra. No obstante, este concepto multifuncional también supone al mismo tiempo un reto especial en lo que a climatización se refiere. Para que los visitantes puedan disfrutar de la temperatura óptima en todas las zonas del museo, se ha aplicado un "nuevo concepto táctico" a la climatización. Este concepto incluye bombas Wilo controladas por la gestión técnica centralizada y que generan frío o calor en función de las necesidades.

Zona multifuncional con cajas de refrigeración en el techo

Aprovechar todo el "campo de juego"

No obstante, las exigencias para la climatización (distribución de calor y frío) no podrían ser más diferentes entre sí.

Una pared acristalada de varios metros de alto con elementos multimedia permite a los visitantes hacerse una primera idea sobre el mundo del fútbol alemán, por lo que no debe empañarse.

La variedad de superficies y espacios es muy amplia. En la zona multifuncional del sótano, los aficionados pueden practicar los conocimientos que han adquirido directamente en el campo de juego y podrían empezar a sudar si la estancia no está correctamente climatizada.

Mientras los visitantes pasean tranquilamente por la zona del museo, otra planta ofrece espacio para eventos y galas, cenas y fiestas elegantes. El punto culminante deportivo y culinario lo conforman las diferentes zonas gastronómicas en las que se puede descansar y relajarse.

Las "reglas del juego" para la distribución de calor y frío

Para poder garantizar una climatización óptima al realizar estas actividades tan diversas, se utiliza todo el "campo de juego" que la tecnología nos ofrece. La energía para la calefacción la suministra la conexión de calefacción urbana de 400 kW. El frío se genera mediante dos conjuntos de agua fría, cada uno con una potencia de 300 kW. Para obtener un ahorro energético máximo durante el funcionamiento, están acoplados a un sistema de refrigeración libre por evaporación directa. Además, el sistema técnico de aire de la estancia funciona con refrigeración adiabática. La distribución del calor y el frío se lleva a cabo mediante diferentes sistemas y se adapta al tipo de uso y a los requisitos: mediante ventilación, complementada con climatización de superficies, convectores bajo el suelo o radiadores.

Zona del museo con muchos objetos interesantes y presentaciones multimedia

Mediante la gestión técnica centralizada, las bombas quedan siempre a la vista y se pueden controlar en función de las diferentes situaciones de climatización con solo unos clics.

La gestión técnica centralizada permite poner en práctica una "táctica flexible"

En general, todos los circuitos de frío y calor se controlan por medio de la gestión técnica centralizada (GTC). Este sistema controla las bombas circuladoras ("Wilo-Stratos", diámetro nominal de conexión DN 65) de cada distribución en función de la temperatura y del tiempo. De este modo, en todas las zonas del edificio se mantiene una temperatura suficiente pero no excesiva en el momento adecuado pero no de forma innecesaria.

La zona de las exposiciones del primer y del segundo piso se calientan y se refrigeran mediante la ventilación. Bajo el suelo del vestíbulo hay instalados convectores. Estos convectores emiten aire caliente a lo largo de todas las superficies acristaladas en lo alto. De este modo se evitan durante el invierno las corrientes de aire frío que descienden para que los cristales no se empañen. Además, en la zona multifuncional hay una calefacción de suelo radiante que también se utiliza a modo de refrigeración pasiva, ya que en esta zona se pueden celebrar galas elegantes o también se pueden vivir momentos muy animados cuando hay montado un campo de fútbol. Y dado que los amplios elementos de cristal dejan entrar el calor durante los meses de verano, en los techos se han colocado cajas de refrigeración como complemento adicional al aire de entrada refrigerado para cubrir la carga punta. Los espacios adyacentes, por el contrario, se calientan por medio de radiadores convencionales. En función del nivel de temperatura, las bombas Wilo proporcionan a los diferentes circuitos de frío y calor la cantidad de energía necesaria en función de las necesidades.

Para el director técnico del museo alemán del fútbol, Dipl.-Wirt.-Ing. Andreas Heine, la integración de las bombas en la gestión técnica centralizada es de gran importancia: el calor y el frío necesarios se regulan en función de la temperatura exterior y tomando en consideración el horario de apertura habitual del museo. Si se celebran eventos especiales, esta rutina varía. Y, gracias a la gestión técnica centralizada, para hacer este cambio solo hace falta un clic: en la central técnica se puede controlar la instalación de frío-calor por medio de una pantalla táctil con ayuda de los diagramas del sistema. A través de la gestión técnica centralizada como oficina de trabajo se pueden ajustar también las temperaturas y el tiempo para cada unidad de uso. Si, por ejemplo, se celebra por la noche un acto en la zona de eventos, esta fecha se añadirá al calendario de la gestión técnica centralizada con información sobre el nivel de temperatura deseado para el evento. La propia gestión técnica centralizada determina, en función de la temperatura exterior, los tiempos de ejecución necesarios para alcanzar la temperatura ambiente seleccionada en el momento adecuado. No obstante, el ajuste también puede realizarse manualmente en cualquier momento y, de este modo, en las partes del edificio que no se utilizan para los eventos fuera del horario de visitas se puede mantener la temperatura reducida habitual para ahorrar energía.

Dipl.-Wirt.-Ing. Andreas Heine, director técnico del museo alemán del fútbol

Rápido cambio de táctica con la tecnología de bombas Wilo

21 bombas de alta eficiencia de Wilo son fundamentales para limitar la demanda de energía primaria: 15 bombas circuladoras para el abastecimiento de calor y seis para la distribución de frío. Las bombas circuladoras de rotor húmedo de la serie "Wilo-Stratos" (véase caja) cuentan con un índice de eficiencia energética de ≤ 0,20. Este es actualmente el índice de referencia de la Directiva de Ecodiseño (ErP). Además, las bombas aprovechan el potencial de ahorro de los motores EC de regulación continua por medio del llamado "Q-Limit". Este limita el caudal en cada circuito de distribución a un valor ajustable entre el 25 y el 90 % del caudal máximo. Si se alcanza este valor ajustado, la bomba realiza la regulación con esta limitación a lo largo de toda la curva característica. De este modo los caudales se pueden adaptar rápidamente y en función de las necesidades y al mismo tiempo se evitan de forma continua los casos de uso poco eficiente del frío y del calor.

Wilo-Stratos: bomba circuladora con motor EC, líder en consumo de energía y comunicación

La bomba de rotor húmedo "Wilo-Stratos" está diseñada para su uso en calefacciones por agua caliente, instalaciones de climatización y circuitos de refrigeración cerrados. El índice de eficiencia energética (IEE) de la bomba simple es de ≤ 0,20. Con la limitación preajustable del caudal (función Q-Limit) se puede adaptar el funcionamiento para aumentar la eficiencia.

En la bomba se pueden ajustar un total de cuatro modos de funcionamiento:

  • Modo de control (n = constante)
  • Δp-c para presión diferencial constante
  • Δp-v para presión diferencial variable
  • Δp-T para presión diferencial controlada por la temperatura

En este caso, el motor EC cuenta con todas las ventajas de una regulación continua. Se añade además la posibilidad de realizar el control por medio de una gestión técnica centralizada. La "Wilo-Stratos" puede equiparse con las interfaces Modbus, BACnet, CAN, LON, PLR, DP, Ext. Off, Ext. Min., SBM, Ext. Off/SBM. Las conexiones hidráulicas van de DN 32 a DN 100 y la presión nominal disponible es de 6/10 bar o 16 bar como solución especial.