Wilopark: la modernización de un centro tradicional

Volver a vista general

09.04.2021

El especialista en tecnología Wilo está creando un entorno de trabajo completamente nuevo en Dortmund en un área de más de 180 000 m2.

En la oficina principal, el Wilopark en el centro de Europa, se ha creado un centro de trabajo vanguardista para aprox. 2000 empleados de administración y producción tan solo cinco años después de su construcción. Wilo está comprometido con el trabajo ergonómico y flexible, la eficiencia y la sostenibilidad. El trabajo en el nuevo centro se caracteriza por las instalaciones de producción del futuro, además del edificio de oficinas administrativas con espacio para la creatividad y la concentración. En el centro al sur de la metrópolis de Westfalia se utilizan los propios productos de la empresa para optimizar la eficiencia de las operaciones.

Cuando Wilo se ubicó en Nortkirchenstraße en Dortmund Hörde en los años 60, estaba rodeado de campos y praderas por un lado y por los monumentales altos hornos del gigante del acero y la minería Hoesch por el otro. Casi 60 años después, el telón de fondo es completamente diferente: los altos hornos ya hace mucho que se han enfriado y los gasómetros desmantelados se han convertido en reliquias de acero de una era industrial ya pasada. La alta tecnología y la digitalización se han apoderado de la ubicación de la antigua acerería de Phoenix-West y el mejor ejemplo de ello es la nueva construcción de la oficina central de Wilo, el mayor proyecto de desarrollo de un centro en la historia de la empresa. El Wilopark abarcará un área de unos 180 000 m², lo cual equivale a 26 campos de fútbol, para cuando la empresa celebre su 150.º aniversario en 2022. La finalización y la ocupación de la nueva Smart Factory, planificada y edificada de conformidad con los estándares de la Industria 4.0, y la sede global, el Pioneer Cube, diseñado para el trabajo creativo y cooperativo, han supuesto un gran paso hacia el futuro digital en 2020, creando la futura base para una producción más eficiente, un flujo de material optimizado y una logística inteligente. La nueva carretera de la planta «Wilopark» conecta el centro de poniente a oriente y se abre a la plaza central, Focus, donde se ubican los edificios más importantes del centro. «Diseñar el Wilopark ha sido un proyecto a una escala completamente diferente a la oficina central de la zona del Ruhr. Hemos modernizado completamente todo el centro. Durante el transcurso de este proyecto hemos fusionado nuestros centros, que previamente estaban dispersos por Dortmund, en una sola área eficiente de administración y producción», dice Holger Herchenhein, Jefe del proyecto Wilopark. «Nuestra propia avenida también está abierta a peatones, ciclistas y al transporte local durante el día. El acceso público por la nueva Nortkirchenstraße ahora está situado en el límite norte del centro». La empresa le dio la despedida a sus edificios existentes de los años 60, y las nuevas edificaciones se construyen y se gestionan aplicando la estrategia de sostenibilidad de Wilo.

Producción climáticamente neutra en un entorno moderno

Wilo tiene como objetivo lograr una producción climáticamente neutra en sus centros internacionales para 2025. En Dortmund, este objetivo ya debería de haberse logrado: «Producimos energía verde con el sistema fotovoltaico y satisfacemos otras necesidades con electricidad verde y con una central de cogeneración», explica Herchenhein.
Los sistemas de recuperación de calor y gestión inteligente de edificios, además de la gestión y la vigilancia energéticas integradas, son elementos clave del concepto de sostenibilidad. Para ello, Wilo utiliza una digitalización avanzada: la tecnología de sensores, las capacidades de comunicación y la evaluación y vigilancia de datos no solo desempeñan una función esencial en los propios productos de la empresa. La vigilancia en tiempo real de los procesos de producción también se utiliza en la fábrica para hacerlos lo más eficientes posibles desde el punto de vista energético y para ajustarlos en caso necesario. Por consiguiente, se suministra electricidad, calefacción y refrigeración de forma centralizada, por ejemplo mediante unidades eficientes y una red de distribución. La conclusión es que estas medidas reducen el consumo energético hasta un 40 % y las emisiones de CO2 en 3500 toneladas en comparación con 2015. Se recoge agua pluvial de las instalaciones exteriores y de más de 70 000 metros cuadrados de superficie de tejado y se guarda en canales de almacenamiento de agua pluvial: «El agua pluvial se recoge en tejados verdes y en canales subterráneos. Una parte se emplea como agua del proceso, por ejemplo para fines de refrigeración y para la descarga de los inodoros del centro», prosigue Holger Herchenhein. «En cuanto se haya completado la parte sur, se utilizará algo más de agua para regar las plantas de ahí. Se filtran los sedimentos del agua pluvial no utilizada y se devuelven a un arroyo y, por tanto, al ciclo natural del agua». El tejado verde también proporciona aislamiento natural para los edificios y mejora el microclima del Wilopark. La demanda energética primaria se puede satisfacer en gran medida mediante los 6000 metros cuadrados de paneles solares: aproximadamente un 10 % del consumo eléctrico total y el 70 % de la carga base en verano son producidos por la central fotovoltaica. La electricidad adicional necesaria se produce en el centro mediante una central de cogeneración cuyo calor residual también se utiliza durante todo el año: para calefacción durante los meses fríos y convirtiéndola en frío para refrigerar en los meses de verano. Otros requisitos se adquieren exclusivamente como «energía limpia» procedente de fuentes de energía renovable.

Soluciones de bombeo eficientes de nuestra propia producción

En total hay 166 bombas de Wilo en funcionamiento en el Wilopark: Wilo-Stratos MAXO, Wilo-Stratos GIGA, Wilo-CronoLine IL-E y CronoTwin DL-E, además de Wilo-DrainLift. «Somos uno de los proveedores premium líderes a nivel mundial de bombas y sistemas de bombeo, así que por supuesto lo respaldamos y creemos en la promesa que hacemos a nuestros clientes. Por este motivo, también hemos decidido utilizar nuestros propios productos en la nueva sede», afirma Herchenhein. 133 de las bombas se utilizan en la fábrica y 33 bombas en el complejo de oficinas del Pioneer Cube para calefacción, ventilación y refrigeración.
Con el Wilo-Stratos MAXO, la empresa se está centrando completamente en productos inteligentes. El modelo MAXO es la primera bomba que cuenta con una interfaz de usuario autoexplicativa y hace que la instalación y el funcionamiento sean increíblemente sencillos. La bomba también redefine la eficiencia del sistema: Logra la máxima eficiencia del sistema mediante innovadoras funciones de ahorro energético y nuevos modos de control. Y por supuesto, también es muy importante que cuente con la máxima compatibilidad con los sistemas existentes.

En el Wilopark se utilizan un total de 166 bombas